EL IMPULSO DELICTIVO U HOMICIDA EN LA EPILEPSIA

Autor: Maria Laura Quiñones Urquiza

 
¿Es posible robar, matar, violar, incendiar o fugarse durante una crisis epiléptica?, Es posible, pero no en todos los tipos de epilepsia. 
 
Para Henry Ey, la epilepsia es susceptible de una definición FISIOLÓGICA: se trata de una descarga en masa de un grupo de neuronas cerebrales, o de su totalidad, momentáneamente afectadas de una sincronía excesiva. NEUROLÓGICAMENTE: consiste en las manifestaciones convulsivas de esta hipersincronía, o sus equivalentes, PSIQUIÁTRICAMENTE: por partes comprende los aspectos de desestructuración de la conciencia, en relación a las crisis y accidentes comiciales y por otra, las modificaciones de la personalidad que eventualmente están asociadas a esos trastornos. 

CONSIDERACIONES CRIMINOLOGICAS SOBRE EL SINDROME DE ESTOCOLMO

Autor: Maria Laura Quiñones Urquiza


En medicina, conocemos como síndrome a los síntomas que manifiesta padecer un paciente, sumados a los signos que se observan, siendo este conjunto (en el Síndrome de Estocolmo) de origen desconocido, aquí radica una de las diferencias principales con la enfermedad: el desconocimiento de la etiología.

El síndrome que nos ocupa no ha sido caracterizado con entidad diagnóstica propia en la última edición de 1995 del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM IV), pero sí se lo reconoce como fenómeno psicopatológico de plataforma traumática: “En el que se induce al agredido a un modelo mental, de naturaleza cognitiva y anclaje contextual” (MONTERO GÓMEZ).

Podríamos definir al síndrome de Estocolmo como un trastorno emocional que se caracteriza por la justificación moral y el sentimiento de gratitud de un sujeto hacia otro de quien forzosa o patológicamente dependen sus posibilidades reales o imaginarias de supervivencia.


CAPTOR Y REHEN: COERSION, SEDUCCIÓN, MANIPULACIÓN


Este estímulo estresante externo coloca a la víctima en una posición pasivo agresiva frente a su victimario, desencadenando una reacción defensiva funcional nerviosa que hace actuar al innato y automático instinto de auto conservación: la señal de amenaza que recibe el cerebro se propaga por la ruta neuronal, recorriendo el sistema límbico hasta el complejo amigdalóide, regulador de las funciones instintivas y de defensa. La respuesta adaptativa sería la búsqueda de preservarse, en este caso frente a la anulación ilegítima de la libertad, al aislamiento; a la sorpresiva (¿por qué no traumática?) realidad de no poseer más el control de su propia vida, de enfrentarse a la posibilidad de la muerte, en otras palabras: quedar sometido por tiempo indeterminado al impredecible deseo de Otro (la mayúscula es mía).

NEONATICIDIO
Autor: María Laura Quiñones Urquiza
 

El neonaticidio o asesinato de un bebé dentro de las primeras 24 horas de vida, es la forma más común de filicidio, es decir de la muerte de un hijo en manos de sus progenitores; es alto el índice de este hecho durante la primera hora de vida del niño, teniendo generalmente a la madre puerperal como actora y a los varoncitos como principales víctimas.

Este artículo no pretende la legitimación del neonaticidio, simplemente busca comprender las posibles causas orgánicas y psicológicas presentes en la comisión de este delito en madres adolescentes.

SADISMO EN MASA
Autor: María Laura Quiñones Urquiza
 

Para explicar el fenómeno de la identificación colectiva, inevitablemente debemos citar, comprender e interpretar uno de los más brillantes trabajos de Sigmund Freud: Psicología de las masas y análisis del yo (Massenpsychologie und Ich-Analyse). En ese trabajo, vemos desde otra perspectiva cómo un Otro logra incorporar por medio de la transsubjetividad NORMAS ajenas en los individuos.
 

En psicoanálisis llamamos Pulsión al “instinto” del ser humano a fin de diferenciarlo del del animal. La pulsión es una disposición somato biológica de la cual solo veo el efecto, a ésta puedo demorarla, al instinto no. La Pulsión posee fuerza, perentoriedad, una meta que es la satisfacción y una representación del objeto necesario para su satisfacción. El instinto es más directo, es una tendencia innata automática y rígida, es causa efecto. Prueba de ello es que los animales que tienen hambre comen alimento en cualquier estado y simplemente ejecutan sus necesidades fisiológicas en donde sea.

TRASTORNO BIPOLAR ó PSICOSIS PERIÓDICA MANIACO DEPRESIVA
Por: María Laura Quiñones Urquiza

“Mis sensaciones de vacío eran en cuestión de horas y a veces hasta de minutos. Es decir, estar riendo y de pronto sentir un enorme vacío y comenzar a llorar desesperada queriendo herirme y tal vez hasta morirme … la verdad es que nunca intenté suicidarme, pero sí sentía grandes impulsos de lastimarme, eso aliviaba la intensa carga emocional que llevaba dentro y me daba placer ver mis brazos heridos, aunque luego me sobrevenía vergüenza, temor de que alguien lo viera y me creyera loca …… me miraba en videos, fotos y sentía que la persona que veía era demasiado linda o demasiado fea para ser yo, nunca era yo la que veía, yo era la imagen que me devolvía el espejo. Respecto de mi alimentación, era una obsesión por bajar de peso, quería llegar a verme mal, verme los huesos, no me pregunto por qué, pero afortunadamente no llegue a eso … me diagnosticaron trastorno bipolar, igualmente no me considero una psicotica, es decir sé que he tenido brotes psicóticos, pero tengo muchos muchísimos rasgos de histeria … además (aunque con un grandísimo esfuerzo) siempre pude llevar una vida "normal", es decir, estudiar, trabajar, solo que cuando me sentía desbordada me sobrevenían estos ataques de angustia tan profundos … La verdad es que hoy por hoy me siento muy bien y hasta feliz! con solo 3 meses de terapia, luego de haberlo pasado tan mal … Afortunadamente me encuentro en vías de superar todo eso, aunque todavía no puedo sacar de mí la obsesión por la belleza, ni el malestar cuando veo mujeres lindas. Pero bueno...poquito a poco...”
R. 19 años