bbc.co.uk (BBC Mundo) -

Expertos del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada, liderados por José Antonio Lorente, comenzaron a realizar pruebas de ADN a un total de 120 catalanes, cuyo primer apellido es Colom (Colón en castellano).

Los voluntarios están donando muestras de su saliva para que sean contrastadas con la información genética de uno de los hijos de Cristóbal Colón llamado Hernando, cuyos restos se han conservado en mejores condiciones que los del que se cree era su padre.

Los expertos utilizarán una novedosa técnica de contraste de ADN que se inscribe en la misma línea de investigación desarrollada por el científico Brian Sykes, famoso por sus estudios sobre el ADN mitocondrial y autor del libro "Las siete hijas de Eva".

Contrastando el cromosoma "Y"
INTRODUCCIÓN

La denominada "prueba de ADN" que se desarrolla en la década de 1980, a raíz de un avance científico espectacular en el campo de la genética forense con el descubrimiento de las regiones hipervariables del ADN, ha venido a dar un notable impulso a la medicina forense. Esta prueba, relativamente sencilla, ha permitido apoyar la investigación criminalista en forma espectacular, de tal forma que gran cantidad de reclusos sentenciados a pena de muerte, han sido liberados al aplicarse con recursos del Estado y de ONGs la prueba, para comprobar su inocencia. La prueba ha demostrado su versatilidad y facilidad de uso.
El propósito es dar una perspectiva y un punto de vista sobre la cuestión que sirva para el análisis y el debate de la aplicación de la prueba como herramienta cotidiana en la aplicación de la justicia.

La Genética Forense se encarga de apoyar a las Ciencias Forenses, con métodos precisos de individualización, que ayudaría en casos de filiación biológica e identificación criminal. En México, no existen estudios relacionados acerca del nivel de conocimiento que poseen los abogados acerca de la prueba del ADN.

En la presente investigación se entrevistaron a 61 abogados que laboraban en las áreas familiar y penal de la ciudad de Guadalajara, Jalisco. El objetivo general de este estudio consistió en medir el nivel de conocimiento que tienen los licenciados de las áreas ya mencionadas, con respecto a las pruebas del ADN. El instrumento utilizado consistió en un cuestionario diseñado para tal fin, que contenía un total de 20 preguntas relacionadas con aspectos básicos de la prueba del ADN. Para el análisis de datos se realizaron gráficas circulares e histogramas para las variables cualitativas y se calculó la media y desviación estándar de las variables cuantitativas.

En esta investigación se observó, de acuerdo a los resultados obtenidos, que los licenciados en derecho que laboran en las áreas familiar y penal, poseen un nivel bajo de conocimiento sobre la prueba del ADN, debido a que, en general, sólo lograba responder correctamente uno de cada cuatro abogados a cada uno de los planteamientos señalados en la encuesta aplicada.
Es de vital importancia la realización de cursos y programas relacionados con la Genética Forense dirigidos tanto a estudiantes como a profesionales del Derecho interesados, debido a su creciente demanda.

Prof. Wanda L. Santiago

M.A. Justicia Criminal

3 de enero de 2007

Introducción
Siempre que se comete un delito ocurre un intercambio de materiales entre el sospecho, la víctima y la escena del crimen. Vanderbosch, en su libro Investigación de Delitos, lo describe como la Teoría de la Transferencia. Estos constituyen la evidencia que todo investigador tiene que recolectar mediante una serie de procedimientos sistemáticos. Toda prueba o indicio es importante, pero aquellas que contribuyen a la reconstrucción de los hechos y a la identificación del sospechoso tienen un valor incalculable para el descubrimiento de la verdad y el cumplimiento de la justicia.

http://piensachile.com/
El experto sostuvo en su propuesta al gobierno chileno que es posible realizar en Chile pericias de ADN mononuclear para resolver los casos de identificaciones de desaparecidos cuestionadas.  Se apoyó en  los avances de la ciencia en los últimos seis años, que permiten la identificación por marcadores nucleares de osamentas humanas con ADN altamente degradado y bajo número de copias. Una de las razones por las que se recurrió al ADN mitocondrial –con el que se hicieron las pericias que detonaron el escándalo- es que se trata de restos óseos de muy antigua data, y la ventaja de usar este método es que  hay centenares de copias de ADN mitocondrial, por cada copia de los nucleares. Sin embargo, los marcadores nucleares entregan un grado de certeza prácticamente absoluta, pues su combinación no se repite en la población, en cambio el ADN mitocondrial, que va en el linaje materno, sí se repite con una frecuencia estadística relevante y por ello hay 37 casos en que la identificación no es concluyente.