Imprimir
Categoría: Fotografía Forense
Visto: 9657
Más vale tarde que nunca. La investigación de tres policías sobre la fiabilidad de la fotografía digital como medio de prueba para combatir el delito será enviada a un instituto científico nacional para ser evaluado y, llegado el caso, obtener la validación correspondiente de los expertos que permita su aplicación en la provincia.Ya fue presentado el proyecto solo queda esperar la evaluación de una junta calificadora, para luego demostrar a la provincia, al pais y al mundo el valor que tiene estos indicios rescatados con estos medios...

Mendoza-Argentina
Diario UNO nota emitida el 02-04-2007
http://www.diariouno.net.ar/2007/03/26/nota142479.html
http://www.diariouno.net.ar/2007/04/02/nota143217.html

EVALUARÁN APORTE DE TRES POLICÍAS

Un instituto científico nacional analizará la investigación sobre la fotografía digital como medio de prueba.

Alejandro Gamero
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El estudio, adelantado por Diario UNO y cuyos autores consideran crucial para obtener esclarecedores resultados en el análisis de pruebas que se fotografíen en la escena del crimen con cámaras digitales, será expuesto al director de Investigaciones, Carlos Sala, para arrancar con su formalización.

La inquietud que movió a los integrantes de la fuerza a elaborar este informe fue los crónicos rechazos en la Justicia mendocina de las imágenes digitales como elemento de pruebas para esclarecer un crimen. La razón de los jueces es que esas imágenes serían fácilmente alterables.

Sin embargo, los uniformados afirman que su trabajo demuestra que se puede garantizar en su totalidad la legitimidad de una fotografía digital a partir de diversos procedimientos técnicos e informáticos, argumentos que podrían sustentar su utilización pericial.

Para sostener tal posición respaldan su investigación con hechos delictivos reales, trabajos de campo, experimentos, bibliografía y consultas a centros internacionales.

El estudio realizado durante dos años por los policías Walter Segura, Raúl Azor y Adrián Camus, quienes ocuparon sus horas no laborables para concretarlo, permaneció más de ocho meses en el anonimato a la espera del conocimiento oficial de las autoridades (que nunca se enteraron) tras las notas que los efectivos habían elevado a sus superiores pidiendo apoyo para publicar el trabajo.

El director Carlos Sala dijo a UNO que “la explicación es que no hay explicación de por qué no fui informado de esta iniciativa. Lo importante es que ya lo sé; me reuní con ellos, vamos a darles una presentación formal al estudio y sus conclusiones y lo enviaremos a un organismo técnico-científico de nivel nacional para que sea debidamente legitimado”.

El próximo paso será tomar los borradores que los tres policías acumularon en investigación durante 24 meses y darles una presentación formal.

Luego estarán a la vista el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicet), el CRICYT, la Universidad Tecnológica Nacional y la Universidad Nacional de Cuyo, entre los organismos que se elegirían para que el estudio sea evaluado y obtenga el aval científico que permita su aplicación.