lacapital.com.ar

Buenos Aires.- Alejandro Inchaurregui, fundador del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf) y codescubridor del cadáver de Ernesto Che Guevara en Bolivia, cuestionó hoy al escritor peruano Mario Vargas Llosa por su reciente desmentida de aquel hallazgo y confirmó que se trata de los restos del guerrillero cubano-argentino.


“Antes de escribir ligeramente y hacer afirmaciones temerarias, a Vargas Llosa más le convendría consultar a gente que sabe, científicos, en vez de repetir como papilla deglutida simples habladurías de pueblo, que dos periodistas publicaron sin chequear”, sentenció el especialista.

El Premio Cervantes 1994 publicó el sábado un artículo titulado “Los huesos del Che”, en el diario La Nación, donde avaló la nota “Operación Che, historia de una mentira de Estado”, de la periodista española Maite Rico y el francés Bertrand de la Grange, quienes sostienen que todo fue una falsedad montada por el gobierno cubano de Fidel Castro.

“Vargas Llosa no investigó ni consultó a científicos. Ha escrito que los periodistas entrevistaron a «gran número de personas involucradas». Pero a mí no me entrevistaron. Es más, desconocía la existencia del reportaje hasta la semana pasada. Francamente, estoy indignado”, dijo el antropólogo forense.

Discípulo del científico estadounidense Clyde Snow, en 1984 Inchaurregui fundó el Eaaf y lleva descubiertos e identificados a un centenar y medio de desaparecidos por dictaduras y en matanzas, en trabajos realizados en la región kurda de Irak, la ex Yugoslavia, Filipinas, Chile, Uruguay, Bolivia, Perú, Brasil, Colombia, Panamá, siempre por encargo de la ONU.

“Yo inicié la búsqueda del Che en noviembre de 1995, cuando llegué con el periodista Jon Lee Anderson y el ex general Mario Vargas Salinas al pueblo de Vallegrande”, sostuvo.

El antropólogo dijo que no se realizó el examen del adn genético porque "con la identificación antropológica-odontológica forense bastaba para establecer esos restos como los de quien en vida fuera Ernesto Guevara. Sobraba evidencia para la identificación positiva. Si se hacía el ADN en verdad se estaba buscando la filiación del Che y ese no era el punto".

"No tengo la menor duda de que ese esqueleto era el del Che. Obviamente no lo hubiera afirmado si hubiera dudado", sostuvo. (DyN)


Fuente: http://www.lacapital.com.ar/2007/03/12/general/noticia_372822.shtml